Sem Categoria

Amar más allá del hoy

namoro

Los que aman, se aman más allá del cuerpo: son cómplices del alma. Él descubre en ella el misterio y la importancia de ser mujer porque ella será, o ya es, la madre de sus hijos. Ella descubre en él el misterio y la importancia de ser varón, porque él será, o ya es, el padre de sus hijos. Lo que los mueve no es solo el placer del sexo: es el placer de la pertenencia, de la presencia y de la continuidad. También hay libido y deseo carnal, pero existe un algo más que transciende al cuerpo, al libido y el deseo.

Para ellos las palabras “te amo” y “te quiero” tienen otra dimensión. Ella puede contar con él para lo que vendrá, él puede contar con ella también para lo que vendrá. Ni uno ni el otro hallan palabras para describir lo que realmente sienten mutuamente, sin embargo, uno sabe lo que siente el otro.
Toda esa gama de sentimientos duraderos que incluyen confianza, esperanza, perdón, admiración, deseo; ellos lo condensan en una palabra: “amor”. Así se tratan, y cuando son creyentes atribuyen a Dios la gracia de haberse encontrado el uno con el otro. En un mundo con billones de personas, de repente, los dos se hallaron de tal manera que se complementan y pareciera que ese tiempo hubiera sido creado el uno para el otro.

Era alguien como él quien ella buscaba, era alguien como ella quien él buscaba. Un día en algún lugar, en determinada circunstancia, las dos miradas se encontraron, no se imaginan separados nunca más, ni siquiera en la eternidad.

Es por eso que amar es diferente a lo que solemos ver en las revistas, en los videos pornográficos, en los programas de televisión, en las novelas, en las playas, en las calles, que responden más bien a un deseo placentero momentáneo. Amar es otra cosa. Parejas que se aman saben la diferencia, los que descubren que no se amaban o las personas que nunca han amado tendrán un poco más de dificultad para entender esta relación.

Por eso escuchemos a los que aman, ellos son dueños de sí mismos pero saben bien que ya no se pertenecen más en la medida en que se aman porque uno encontró en el otro el misterio que los define como tal. Y aquello que les falta, pretenden descubrirlo durante un largo matrimonio. El amor, cuando es amor, trabaja en un misterio del tiempo.

Padre José Fernandes de Oliveira, SCJ

Traducción: Grace Vásquez

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *