Formación

Comprueba las posibles señales de advertencia de lujuria en ti

Hagamos un examen de conciencia y veamos estos “síntomas” presentes en nuestra vida, a fin de reconocer si estamos siendo contaminados por el vicio de la lujuria.

comshalom

Usted ha acompañado aquí en comshalom.org la Serie Vicios y Virtudes. Ya hemos hablado de la definición de un vicio, llamado de impureza, pero también conocida como la lujuria. Hoy presentamos cinco señales de alerta de una posible lujuria en nosotros. Compruébalo a continuación:

1 – Permitir imágenes o ver películas o series: en ocasiones cuando miramos una película o una serie aparecen escenas de sexo. De hecho, hoy en día es raro que no sea así.

No son propiamente escenas pornográficas, sin embargo, casi lo son. No muestran los genitales, pero muestran prácticamente el resto del cuerpo, además de sonidos y movimientos.

Hay personas que se jactan de no ver pornografía, pero pueden ver fácil y tranquilamente este tipo de escenas.

Ver este tipo de imágenes estimula nuestro cuerpo hasta cierto punto, por lo que si no pretendemos ‘saltarnos’ tales escenas, quizás sea porque en el fondo, queremos mirarlas, dejando en evidencia las señales de lujuria que existe en nosotros.

2 – Sensualismo en el vestir: las mujeres con ropas que exponen el cuerpo (por ejemplo: blusas escotadas, faldas cortas, bikini, etc.) y los hombres arreglados exageradamente, señal de que quieren ser vistos y, en cierto modo, deseadas por los demás.

Aunque tal vez el acto pecaminoso en sí no sea la intención directa de quien lleva este tipo de ropa, detrás de él hay una motivación vanidosa y sensual, para despertar en quien los ve algo que un atuendo más modesto no despertaría.

3 – Curiosidad exagerada en las conversaciones: en ocasiones, por curiosidad, podemos dejar que nuestras conversaciones se vuelvan demasiado íntimas entre conocidos, amigos o enamorados.

Podemos fácilmente, si lo permitimos, ir entrando en áreas de intimidad e ir revelando secretos que no deberían ser revelados.

Esta curiosidad puede llegar a casos en los que la conversación se torna obscena o indecente, o que incluye actos de pecado contra la castidad. Esta curiosidad puede ser impulsada por la lujuria. Esté muy atento a los signos de esta posible inclinación a la lujuria en ti, especialmente en las mujeres.

4 – Caricias exageradas: este signo concierne a las parejas de enamorados.

Las expresiones de cariño son típicas del enamoramiento.

Es importante demostrar afecto a través de cariños, besos y abrazos. También se supone que entre los enamorados existe una atracción física que los impulsa a buscarse uno al otro.

Sin embargo, todavía no es el momento de tener relaciones sexuales. Cuando las caricias pasan del propio enamoramiento y se acercan a lo propio del matrimonio, entonces es necesario detenerse.

La lujuria nos impulsa a ir siempre más lejos. Si amamos, debemos respetar y esperar el momento adecuado antes de querer avanzar en la intimidad.

5 – Mantener determinadas relaciones íntimas fuera del matrimonio: se trata de hombres y mujeres casados.

El adulterio es un pecado grave y, por ello, muchos lo ven lejos de su realidad. Sin embargo, para no llegar a él, es necesario ser prudente.

No es bueno mantener relación con personas del sexo opuesto que van más allá de ciertos límites de intimidad, es decir, en conversaciones, en frecuentarse, en la transparencia (por ejemplo, no contarle al cónyuge de una cierta amistad).

Con la excusa de tener un espacio lúdico, una ‘válvula de escape’, la lujuria nos lleva a la fantasía, que se esconde en una inocente amistad, pero que, sin cautela, puede convertirse rápidamente en una traición y en la destrucción de una familia. .

Hagamos un examen de conciencia y veamos estos “síntomas” presentes en nuestra vida, para reconocer si estamos siendo contaminados por el vicio de la lujuria.

Traducción: Marjori Small


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *