Shalom

Conozca la familia intercultural que escogió tener el coraje para ser diferente

Ronayb y Gaelle evangelizan en la localidad donde están en misión por medio de la forma en como educan a sus hijos, lidian con los problemas familiares en el día a día.

comshalom

Ella Francesa, él brasileño; sus hijos nascieron en Uruguay, nación en la que viven actualmente. Esa es la familia misionera e intercultural de Ronayb e Gaelle Fernandes, consagrados de la Comunidad de Vida en la Vocación Shalom. El matrimonio escogió ser diferente, nadando contra la corriente de los tiempos actuales. En entrevista con comshalom, ellos nos cuentan cómo está siendo esta experiencia y cuál es el impacto de esa elección en la vida de sus hijos.

 

Unidos por la misión

Ronayb ya estaba en misión en Uruguay en el 2010. Fue en ese año que, en un retiro en Fortaleza (CE – Brasil), conoció Gaelle, primera misionera francesa de la Comunidad de Vida. Durante el evento, ellos se aproximaron y comenzaron a compartir experiencias sobre la evangelización en el ámbito internacional. Al final del encuentro, Ronayb quería continuar conversando con su nueva amiga. Para ello, le pidió que le enviase algunos materiales del retiro por e-mail. Ella quiso imprimir el material para entregárselo, mas el interés de él era otro, su contacto.

La iniciativa llegó a buen puerto. Poco tempo después, ambos pasaron a conversar y a compartir sobre la vida y la misión. Con el tiempo, Dios fue suscitando algo más. Entonces, dieron inicio al proceso de discernimiento y más tarde comenzaron a recorrer un camino más profundo de amistad, que en la Comunidad se llama ‘caminada’ (original: ‘caminhada’). Al fines del 2011, comenzaron un noviazgo. En ese tiempo, la Divina Providencia cuidó de cada encuentro, ya que Ronayb continuaba en misión en Uruguay y Gaelle vivía en Aquiraz (CE – Brasil). Siguieron creciendo en la experiencia del noviazgo, en el autoconocimiento y también en el diseño de vida hasta que se casaron en una linda ceremonia el 10 de mayo de 2014.

 

El Coraje de ser diferente

“Ser diferente en la vida misionera quiere decir estar en las manos de Dios, es confiar que Él quiere lo mejor para nosotros”, explica Ronayb. El consagrado define su familia como intercultural, ya que en ella están presentes las costumbres brasileñas, francesas y uruguayos. Más allá de ello, por ser misioneros, ellos asumen un estilo de vida propia de la Vocación Shalom.

Con ese repertorio y con la certeza de que Dios quiere dar siempre lo mejor para sus hijos, Ronayb y Gaelle evangelizan el lugar en el que están en misión. El matrimonio comparte la forma en como educan a sus hijos, lidian con los problemas familiares en el día a día.

Con todo, el consagrado relata que ha habido preguntas y cuestionamientos por parte de algunas personas que no entienden la realidad misionara de su familia. Mas, en medio a todo ello, el matrimonio vive la experiencia de ser ‘luz para los personas’ y ello produce aún más coraje para seguir nadando contracorriente. Así, como familia, ellos pueden ser ‘profecía para el mundo’, especialmente en Uruguay.

Todo viene de Dios

Mañanas de oración, apostolados, actividades domésticas, misa diaria, actividades comunitarias… incluso con una rutina intensa, la pareja se esfuerza para dar prioridad a la vida de oración. “Necesitamos tener momentos de oración juntos, pues nuestros hijos van a coger lo que les transmitimos”, comenta Ronayb. Ellos tienen dos niños y en breve recibirán una niña. Ya desde la primera infancia, sus hijos, conocen la Divina Providencia que actúa en la vida de su familia. “Tratamos siempre de decirles que todo viene de Dios, que todo pertenece a Él”.

Más allá de ello, otra lección que desde temprana edad los pequeños aprenden es: “Siempre les bendecimos antes de dormir; les bendecimos y enseñamos que ellos nos bendigan también”. Ese movimiento es muy importante, pues transmite un valor fundamental para los niños. El deseo del matrimonio, inclusive, es que sus hijos cada vez más se impregnen del Evangelio, por la gratitud, por la solidaridad. Todo ello, lo van aprendiendo en el hogar, en el estar junto con los padres, en el oír atento de los unos a los otros, en un diálogo verdadero.


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *