Noticias

Don Rino Fisichella Visita el Projecto “Regresa Israel”. “Nunca duden que hay alguien que los ama!”

En la tarde del sabado 28 de Enero, Don Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización visitó el Projecto “Regresa Israel” acompañado por el fundador de la Comunidad Católica Shalom, Moysés Azevedo y también por el responsable de la comunidad en Fortaleza, Padre Silvio Scopel. El Projecto “Regresa Israel” actua en el combate al uso de drogas, a traves de la evangelización, prevención y tratamiento de la dependencia química.

Madalena Aguiar, misionaria responsanble por la Promoción Humana de la misión en Fortaleza, presentó el Projecto a Don Rino y contó su experiencia de poder contemplar la transfomación de las vidas, de las personas que pasaron por ese lugar. Después, dos jovenes contaron sus experiencias a los presentes.

Uno de ellos fue Mateus, de 21 años, que hace casi 1 año dejó la casa del Projecto “Regresa Israel”. “Aqui aprendi a ser hombre, el valor humano. Aprendi a tener paciencia. Aqui yo mori muchas veces pero también pude resucitar, cada vez.  Aqui es el lugar donde me siento mas seguro. Aqui aprendi a ser un joven feliz, a amarme y a amar a los otros. Me di cuenta que no es normal que un joven use drogas pero es normal que un joven entregue su vida enteramente a Dios.”

Mateus, actualmente es uno de los responsables por el Projecto Juventud para Jesús.

Despues de los testimonios, Don Rino expresó su alegria por visitar la Comunidad Shalom y conocer el Projecto: “El rostro de Mateus, muestra que él es realmente feliz. Yo soy un obispo que trabaja con el Papa Francisco y él me dio la responsabilidad de la Nueva Evangelización. Es justamente por ese motivo que soy muy amigo de Moysés. Moysés con todos los misioneros, con los sacerdotes, familias, seminaristas, con Emmir, todos aquellos que en el carisma Shalom, viven esta bella aventura de evangelización, son una columna fundamental de la Nueva Evangelización. Durante el Jubileo de la Misericordia, todos los últimos viernes del mes, el Santo Padre realizaba “El Viernes de la Misericordia”, en el cual él hacia un acto concreto de misericordia. Uno de esos actos fue el visitar una casa de tratamiento como esta. El Papa Francisco encontró amigos como ustedes, los escucho como yo los estoy escuchando ahora y les dirigió una palabra. Y finalmente comieron una pizza.
Yo también deseo dirigirles una palabra. Una palabra que contenga un mensaje. Y la primera palabra es: amor. Porque el recurrir a las drogas es, muchas vezes, la fuga de quien no se siente amado. Siempre habrá alguién que te ama y ese Alguien no te pide nada a cambio para querer tu bien, porque ese es el amor de Jesús.  Jesús nos amó sin pedirnos nada a cambio y eso es lo mas importante. Porque muchas vezes nuestro amor es asi: nosotros amamos porque queremos que los otros nos amen también, queremos algo a cambio.

Jesús por el contrario, nos amó sin pedirnos nada a cambio y es en el amor de Jesús que encontramos el amor gratuito. Jesús te ama porque eres tú, sin ningun otro motivo. Ese amor que Él tiene por nosotros es tan grande, que hace que nosotros también queramos amarlo.

Yo quiero contarles una historia muy bonita, que sucedio con San Pedro. Ustedes saben que San Pedro traicionó a Jesús. No solamente una vez, sino tres veces. Despues de la resurección, Jesús se encuentra con Pedro. Y lo que Jesús le dice no es: ?Porque me traicionaste?, porque si yo fuese Jesús lo hubiera hecho. Porque cuando alguién de nuestro alrededor hace una cosa de esas, la primera cosa que preguntamos es: “?porque hiciste eso?” o “?como pudiste hacer eso?”. Jesús no. Jesús dijo a Pedro: “?Tu me amas?” y Pedro le respondió: “Señor, yo te quiero”. Pedro no le dice a Jesús: “Yo te amo”. Jesús repite la pregunta por segunda vez y dice: “?Pedro, tú me amas?” y Pedro por segunda vez responde: “Yo te quiero”. Entonces, Jesús, por tercera vez, le pregunta: “?Pedro, tu me quieres?”, no le pregunta de nuevo “?Tu me amas?”, Él dice: “?Tu me quieres?”. ?Ustedes saben la diferencia entre el amar y el querer?, amar quiere decir: “yo te doy toda mi vida” y querer significa: “yo te doy una parte de mi vida”. Cuando un hombre se enamora de una mujer, él le pregunta: “?Tu me amas?”, si ella le responde: “Yo te quiero”, él entiende inmediatamente que ella no lo ama y no pueden empezar una relación amorosa, porque amar es una cosa y querer es otra.
Despues de 30 años de este encuentro de Jesús con Pedro, Pedro estaba en Roma, y en Roma él fue crucificado, no como Jesús, sino con la cabeza para abajo y en ese momento, Pedro supo decir a Jesús: “Ahora, yo te amo”. El primer Papa supo decir: “Yo te amo” para Jesús, 30 años despues de aquel encuentro y Jesús supo esperar. Cuando Pedro fue capaz de decir a Jesús “Yo te amo”, Jesús aceptó su amor. Y Jesús hace lo mismo con cada uno de nosotros. Él dice a cada uno de nosotros: “?Tu me amas?” y nosotros respondemos cada dia: “Señor, yo te quiero”, y Jesús tiene paciencia conmigo. Jesús es capaz de esperar 30 años para que algun dia, yo le diga: “Jesús, yo te amo”. No importa delante de Jesús, mis errores, mis pecados. Para Jesús, importa que yo le diga todos los dias, a pesar de mis limites, a pesar de mis pecados, a pesar de mis debilidades: “Yo te quiero”, y eso es lo que somos llamados a hacer cada uno de nosotros, yo primero.

A partir de lo que hablamos se desprende una segunda palabra: La esperanza. Yo dije al inicio: “Nunca se olviden que siempre hay alguien que te ama”. Igualmente, nunca duden que hay dentro de ustedes la alegría de la esperanza. Nosotros solos nunca conseguiriamos, pero con la ayuda de Dios y con la presencia de Dios en nosotros, podemos hacer todo. Entonces, no dejen que nada les robe la esperanza. Porque la esperanza, habita en lo mas profundo de nosotros. Esa esperanza, es la esperanza de ser felices.”

En seguida, algunos residentes hicieron preguntas a Don Rino y pidieron para que él bendijese sus rosarios. Don Fisichella prometió que hablaria con el Papa Francisco sobre ellos y les enviaria rosarios bendecidos por el Santo Padre a cada uno. Finalmente, Don Fisichella se tomó fotos con los residentes y jugo una partida de ping-pong con uno de ellos.


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *