Formación

Dones del Espíritu Santo: Don de Sabiduría

Los Carismas del Espírito, concedidos a todos por ocasión del Bautismo e intensificados en la confirmación, también son llamados de dones del Espírito Santo. Él nos capacita con estos dones para que sirvamos a la Iglesia de Cristo.

Dom de sabedoria

El Don de la Sabiduría o Palabra de Sabiduría nos revela el diagnóstico, la causa, la raíz del problema (una situación, un hecho). Este don sigue al Don de Ciencia. Nos revela el tratamiento, cómo actuar a partir de lo que nos fue revelado por el Don de la Ciencia.

Por la Palabra de Ciencia, Dios revela la raíz de algo qué pasa o qué pasó. Por la Palabra de Sabiduría, Dios nos revela como actuar, cómo poner en práctica la Palabra de Ciencia, cómo proceder. Puede manifestarse a través de una palabra oral, una palabra escrita, una visión, una sensación, una emoción o un sueño.

El Don de la Sabiduría es un don carismático del Espíritu Santo, don gratuito de Dios, que da gracia al hombre, lo inspira a saber cómo debe ser su comportamiento en cada situación, cada vez que tiene que resolver un hecho o un problema. Inspira al hombre como actuar y hablar inteligentemente en situaciones concretas de su vida o de su comunidad, llevándolo a decidir correctamente y de acuerdo con la voluntad de Dios en el día a día, en el matrimonio, en el trabajo, en la educación de los hijos, en las relaciones con los hermanos y en su vida cristiana.

Es una orientación de Dios sobre cómo vivir cristianamente (Lucas 18: 18-30). También nos lleva a enseñar o explicar verdades religiosas. Por lo tanto, la Palabra de Sabiduría es una palabra, actitud o acción que hace que los acontecimientos procedan de acuerdo con la voluntad de Dios, o que las personas se den cuenta de la verdad que antes no conocían.

Ejemplos de la Palabra de Sabiduría en las Sagradas Escrituras:

I Reyes 3,16-28 – La Palabra de Sabiduría del Rey Salomón, “Corta al niño vivo por la mitad y dale la mitad a una y la otra mitad al otro”, hizo que la verdadera madre renunciara a su hijo, pues no quería verlo muerto y así se descubrió la verdad y la justicia.

– Mt 22: 15-22 – “Dale al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Jesús estaba en una posición incómoda, ya que si decía que pagasen el impuesto al César sería considerado como un traidor a los judíos, si decía que no pagasen, sería considerado como un insuflador del pueblo contra los romanos. Sería arrestado en ambos casos. El poder del Espíritu Santo, a través de la Palabra de Sabiduría, liberó a Jesús de la prisión y calló la boca del pueblo.

– Jn 8,1-11 – La mujer adúltera. La ley protegía a los que lapidaron y condenaron a muerte a la mujer, Jesús por la Palabra de Sabiduría: “Quien de ustedes estuviera sin pecado, sea el primero en arrojarle una piedra”. Sintiéndose acusados ​​por la propia conciencia, los acusadores se retiraron uno por uno.

La Palabra de Sabiduría guía la conducta del hombre en cada situación. Es un don de orientación. A través de él descubrimos el plan de Dios para nuestra propia vida, para la vida de otra persona o comunidad.

Nuestra colaboración es esencial

Los Carismas del Espírito, concedidos a todos por ocasión del Bautismo e intensificados en la confirmación, también son llamados de dones del Espírito Santo. Él nos capacita con estos dones para que sirvamos a la Iglesia de Cristo, a través de los hermanos(as). Los carismas son, por tanto, dones de poder para el servicio de la comunidad cristiana.

Algunas condiciones para recibir y perseverar en la vida carismática: Simplicidad y pureza de corazón; perseverancia en la meditación de la Palabra de Dios; Vida de Oración; Deseo de servir a los hermanos como Jesús (Lc. 22, 27); Constancia a la recepción de los dones espirituales (siempre abiertos para ser los canales de la acción de poder del Espírito en nosotros).

Nuestra colaboración es esencial. Dios no nos quiere como robots, actuando independiente, sin cooperar o de forma mecánica. Él respeta nuestra libertad y consentimiento. Si creemos, si asentimos a lo que el Señor quiere realizar en nosotros. María Santísima es el modelo de total apertura: “Hágase en mí, según Tu palabra” (Lc. 1, 38).

Traducción: Marjori Small

 

Bibliografía Consultada

Bíblia Ave-Maria

Estudo Bíblico Enchei-vos

Carismas – Coleção Paulo Apóstolo

O despertar dos Carismas

Catecismo da Igreja Católica

Christisfidelis Laice

Como usar los carismas – Benigno Juanes

Lumen Gentium

____

Dones del Espíritu Santo: El don de ciencia

Dones del Espíritu Santo: El don de lenguas

Dones del Espíritu Santo: El don del discernimiento


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *