Noticias

Entrevista: Dilma França presenta el Espacio de la Paz al Papa Francisco

Los espacios fueron fruto de la Convención del 35º Aniversario. Cinco años después, la Comunidad lleva al Papa los primeros frutos de estos oasis de misericordia.

comshalom
Foto: Missão Chaves (PA)

Uno de los compromisos que la Comunidad Católica Shalom asumió ante el Santo Padre con motivo de la Convención del 35º Aniversario fue la creación de «oasis de misericordia» en zonas de vulnerabilidad. La iniciativa, que ha madurado en estos cinco años, ha dado lugar a los llamados Espacios de Paz. Con entusiasmo y alegría por los frutos ya cosechados en estos espacios, la Comunidad presentará al Papa las experiencias de estos nuevos «oasis de misericordia». La líder local de la Misión de Chaves (PA), Dilma França, será la voz de los pobres alcanzada por la iniciativa en el encuentro con el Papa de la Convención Shalom 40 años. En una entrevista con Comshalom, explica un poco sobre la experiencia de servicio a los pobres en el Espacio de Paz de Chaves, el primero que se implantó en la Comunidad Shalom.

COMSHALOM: ¿Qué es el Espacio de Paz?

Dilma França: El Espacio de Paz es una respuesta de la Comunidad Católica Shalom para los pobres. Es una inspiración divina. Es un proyecto social que tiene como destinatarios a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y personal. A través de ella, realizamos una labor preventiva en la vida de los niños, adolescentes y jóvenes, y también prestamos asistencia a las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

COMSHALOM: Dilma, no es la primera vez que vas a estar en la Convención, pero sí la primera vez que vas a ir para hablar del Espacio de Paz construido y funcionando. ¿Cómo se siente saber que haces parte de este regalo presentado a los pies del Papa y a toda la Iglesia?

Dilma França: Me siento un poco como Moysés, porque fue elegido por el arzobispo de Fortaleza en 1982, Dom Aloísio Lorscheider, para ofrecer un regalo al Papa y ofreció su juventud. Así que en este momento en el que formo parte de la Convención y «presento como regalo el Espacio de Paz», me siento también en esta misma situación de poder ofrecer  esta respuesta que es este «oasis de misericordia al Santo Padre en nombre de la Comunidad. Este espacio es un gran regalo dado a Dios, a la Iglesia y a los pobres. Es una alegría saber que esta promesa que hizo nuestro fundador se está haciendo literalmente realidad a través del Espacio de Paz.

En este año en el que celebramos el 40 aniversario de la Comunidad, representar en Roma el Espacio de Paz y la promoción humana shalom es muy diferente, porque siento que tengo este regalo en mis manos para poder presentarlo y ofrecerlo. Es algo muy grande y al mismo tiempo una gran alegría darse cuenta de que Dios mismo dirige todas las cosas y nos ha dado la oportunidad de estar aquí, ofreciendo al mismo tiempo nuestras vidas y presentando este regalo.

COMSHALOM: ¿Qué ha cambiado en tu vida y tu misión con el funcionamiento del Espacio de Paz?

Dilma França: En mi vida, la alegría de ser testigos de las promesas de Dios que se están haciendo realidad, porque el Espacio es para mí un niño que fue pensado, soñado, planeado y nació. Me doy cuenta de que lo que era una promesa de Dios para nosotros, Él me ha dado la gracia de ser testigo de su cumplimiento concretamente. Así que en mi corazón estoy muy agradecida de que la bondad de Dios me haya permitido estar aquí y acompañar cada paso.

Para la misión de Chaves, entiendo que es tocar de manera concreta la voluntad de Dios para la misión. Porque cada misión trae una profecía particular, aquí en Chaves son los pobres. A lo largo de todos estos 26 años que el carisma ha estado aquí, siempre hemos trabajado por la promoción humana, pero para la misión hoy tenemos una dirección, porque tocamos lo que es la voluntad de Dios. A través del Espacio de Paz percibimos la línea, la guía de Dios. Para la misión, el Espacio es una seguridad de estar en la voluntad de Dios.

COMSHALOM: ¿Qué significa para ti ser amiga de los pobres? ¿Qué te aporta esta amistad con los predilectos de Jesús?

Dilma França: Es un gran privilegio, porque son los amigos queridos de Jesús. Así que vivir con los pobres, estar con ellos y aprender de ellos es una grande gracia. Suelo decir que conjugamos siempre dos verbos: amar y aprender a lo largo de la vida. Puedo responder que en mi vida, ser amiga de los pobres es tener este privilegio de amar a los amigos queridos de Jesús y aprender de ellos, porque Jesús mismo dijo que quien no se hace como un niño y quien no tiene un corazón pobre, no heredará el reino de los cielos. Así que necesito estar en esa «escuela» con ellos, para poder ser pequeña y aprender, porque si no aprendemos, perdemos oportunidades. Durante estos doce años en Chaves, cada día tengo una nueva oportunidad, una nueva experiencia de aprendizaje con los queridos amigos de Jesús, por lo que para mí es un gran privilegio y alegría.

COMSHALOM: ¿Cuáles son las características de los pobres en Chaves?

Dilma França: Los pobres de Marajó, en el municipio de Chaves, son personas muy sencillas, pero abiertas, alegres, acogedoras, que no se dejan abrumar por el sufrimiento y las dificultades. Y uno suele imaginar que en Chaves se encuentra gente en extrema pobreza, pero no es así. Tocamos una pobreza espiritual, moral e intelectual. Es un pueblo que trabaja con el açaí, que cosecha y bate el açaí, gente que pesca y caza, que subsiste de esta manera. Son un pueblo muy sencillo y tienen una inmensa capacidad de acogida. La marajoara es muy artística, para bailar, para expresarse.


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.