Shalom

¿Haz ya escuchado hablar de Son Fransisku? ¡Sepa junto a los voluntarios de Cabo Verde!

El lunes 2 de diciembre, el grupo de voluntarios visito una zona periférica, denominada “Son Fransisku” para realizar de los trabajos de evangelización puerta a puerta.

comshalom

“Los pobres son preciosos a los ojos de Dios, porque no hablan el lenguaje del ‘Yo’”. Esa frase de Papa Francisco fue vivenciada por los voluntarios que, en Cabo Verde, están participando del Programa de Voluntariado Shalom. El lunes 2, el grupo visitó una “zona” (“barrio”en creole) periférica, denominada “Son Fransisku” (“San Francisco” en creole) para realizar el trabajo de evangelización puerta a puerta.

Cuando llegaron a la localidad, los misioneros percibieron que no estaban allí sólo para hablar sobre el verdadero Amor para las personas, mas para recibir un cariño y atención indescriptibles. Antes de partir, verso esa zona, el propio Dios y ales preparaba para ello, pues en la Santa Misa, celebrada durante la mañana por un sacerdote portugués, vino enunciado durante la homilía un proverbio de Portugal, que ya les enviaba con sabiduría para aquella misión: “nadie es tan pobre, para no poder dar, ni tan rico para no poder recibir”.

¿Vamos a San Francisco?

El escenario de la región está compuesta por casas simples, con pocas terminaciones externas. Las calles no están asfaltadas y en ellas, transitan diversos animales, como: gallinas, cerdos, patos, vacas y perros. En las calzadas algunos grupos de mujeres cargaban, sobre sus cabezas, cestas con peces para vender. Otras, colocaban varias ropas sobre el suelo, como una especie de tienda a cielo abierto. Niños juegan por la calle con sus carritos, hechos de neumáticos viejos, conducidos con pedazos de palo con una desenvoltura y velocidad impresionantes.

¿Cómo funciona la evangelización porta a porta en aquellos sectores? Los voluntarios fueron divididos en tríos, y tienen la tarea de ir de casa en casa, invitando a los habitantes a la jornada de servicios de atención médica y social que se desarrollaría durante la tarde. Llegando a las residencias, en vez de campanas, los aplausos indicaban el anuncio de la llegada. ¿Crees que la conversación quedaba sólo en la entrada? Por supuesto que no.

Apenas llegaban, ya eran invitados a entrar a las casas, inclusive a comer algo. Aquel lunes, las casas estaban llenas, las familias estaban reunidas en la cocina preparando las comidas para la fiesta de San Francisco, celebración que acontecería el día siguiente. ¡En el próximo escrito les cuento más detalles sobre ella!

¿Quedaste con ganas de ir también en misión? ¡Participe de la próxima expedición! El destino es Chaves, Isla de Marajó.

¡Haz click aquí y haga su inscripción!

_______

“¿Modi ki bu txoma?”, ¡Ven conmigo a Cabo Verde!

 Samuel Costa

Traducción: Manuel Quezada

 

____________________________

¿Quieres llevar esta misión con nosotros? ¡Apoyanos!
Si desea donar por transferencia bancaria, aquí están los códigos:

COMUNIDAD CATÓLICA SHALOM

IBAN: IT93 S030 6909 6061 0000 0008 887

BIC/SWIFT: BCITITMM

Nro. DE CUENTAS: 100000008887

BANCO: INTESA SANPAOLO


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *