Shalom

Misionero en Suiza nos cuenta como es ser un evangelizador en Europa en tiempos de COVID-19

El anuncio, que acontece por medio de la intercesión y del diálogo, tiene como objetivo llevar la esperanza a quienes no conocen la Buena Nueva de Cristo.

En esta Serie Especial de comshalom.org en tiempos de la Pandemia, vamos acompañando como es que los misioneros esparcidos por el mundo están viviendo la virtud de la esperanza, propia de los cristianos en todos los momentos de la vida.

Hoy conocerás a uno de los miembros de la Comunidad Católica Shalom que vive en Suiza. Él nos cuenta cómo se llega al pueblo Europeo con las restricciones a causa del COVID-19.

Suiza: Una rutina de estudios e intercesión

Isaac Soares es misionero de la Comunidad de Vida Shalom en Lugano, Suiza. Él cuenta que durante este tiempo, los hermanos viven la misión siguiendo las directrices de la Iglesia local y también de las autoridades civiles, que restringen la circulación de personas en las calles de la ciudad.

“Las actividades presenciales aquí en Suiza están suspendidas. En Lugano, todos (los misioneros) estudiamos Teología. Las Misas también no están siendo celebradas con público. La orientación es quedarse en casa y estudiar lo que nuestros profesores están grabando por medio de las plataformas digitales. Aquí en casa estamos asistiendo a clases y nos empeñamos al máximo para, en este tiempo rezar más”, puntualiza.

Isaac cuenta que la misión de Lugano decidió realizar un Círculo de Jericó (durante una semana), con 24h de intercesión. Él resalta que estar en casa no es motivo para dejar de evangelizar.

El misionero afirma que desde el inicio, como respuesta a las medidas y determinaciones establecidas por las autoridades para que los habitantes permaneciesen en casa, ellos adoptaron tres medidas concretas de evangelización:

1. Interceder.

2. Permitir que las personas vivan los momentos de oración con los miembros de la comunidad en Suiza a través de las Redes Sociales, especialmente la corona de la Misericordia, grupos de oración y formaciones Online.

3. Estar próximo a las personas de forma personal: a través de llamadas telefónicas, de vídeo-llamadas y de mensajes de texto, mirando a fortalecer el espíritu de Unidad entre las personas que conocen la Comunidad en el país.

“Dios siente nostalgia de su pueblo. Nosotros, misioneros, debemos ser aquellos que – en este período – interceden delante de Él. Éste es un tiempo en que el pueblo también siente nostalgia de Dios, por no poder reunirse y celebrar la fe. Nosotros podemos ser, entonces, esa presencia de Dios en la vida del pueblo y redescubrir el sentido profundo de lo que es ser ‘misionero’ ”, resalta Isaac.

Él (Isaac) concluye afirmando que en este tiempo se debe tener esperanza en la certeza de que Cristo es el Señor de la Historia, a pesar de los males que suceden en ella.

“Dios no desea el mal, Él sufre con nosotros y nos redime del mal. Debemos morir y vivir con Cristo en la Cruz sobrellevando este periodo para así acoger un bien mayor”, nos recuerda.

Traducción: Manuel Quezada


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *