Comunidad

“Shalom me ha ayudado a reencontrarme con Maria y con Jesús en forma vivencial.”

comshalom

Nosostros con LupeCuando me pidió Cecilia Varonilla que dé el testimonio de mi encuentro con el Grupo Shalom, tuve mucha alegría porque es mi oportunidad de expresar formalmente mi agradecimiento a Dios, primero, por haber propiciado el que Cecilia y yo nos conociéramos en el colegio donde trabajo como profesora y luego al grupo de misioneros, Thaise, Glaucianne, Marcos e Israel, quienes, junto a Cecilia, no desmayan en su misión de evangelizar y ayudar a todas las personas que encuentran al paso.  No importa el sacrificio que tengan que realizar, ellos están allí para quien los necesite.

Para mí, en particular, ha sido una oportunidad muy grande la de colaborar en la evangelización de nuestros hermanos de Guayaquil, por medio del lenguaje.  El grupo me solicitó darles clases formales para perfeccionar sus bases del idioma español, adquiriendo más vocabulario para una comunicación cada vez más efectiva.

Fue una grata sorpresa percatarme que tienen muy buenas habilidades para comprender y comunicarse, tomando en cuenta que hace un año que llegaron no entendían prácticamente nada ni podían expresarse en nuestra lengua. Nuestras reuniones de los sábados han estado cargadas de prácticas orales y escritas; así como de buen humor y nos hemos dado tiempo para nuestros “cafecitos culturales”.

Me invitaron luego al retiro seminario de vida en el Espíritu Santo, y como ya conocía algo del carisma, me pareció interesante asistir.  Puedo decir, sin temor a equivocarme, que este tiempo luego del retiro ha sido de aprendizaje continuo para poner en práctica mis valores éticos y religiosos y dar testimonio del amor de Cristo.

El bien adicional ha sido realizar la práctica de estas virtudes desde el carisma Shalom, de mucho amor, misericordia y alegría. Shalom ha sumado a mi vida, la pasión y la alegría para realizar mi misión desde mi rol de esposa, hija, tía, amiga, compañera y profesora de mis estudiantes de escuela media.

Realicé mi Alianza con la Virgen María, en la advocación de la Virgen de Schoenstatt, en 1987, y Shalom me ha ayudado a reencontrarme con ella y con Jesús en forma vivencial.  La pedagogía del libro de estudio “Llénanos” de la comunidad Shalom, me ha ayudado a tener una experiencia diaria del amor de Dios.

Por todo esto puedo decir que mi vida ha dado un cambio muy positivo, soy más feliz que antes y animo a las personas que no hayan tenido un encuentro con Dios a buscar en la comunidad Shalom las enseñanzas para realizar lo más importante de sus vidas: Encontrarse con Dios, quien cambiará sus vidas para siempre y serán felices en plenitud.

Como dice Santa Teresa de Jesús:

“Si tienes a Dios nada te falta…”

Lupe Crespo


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *