Noticias

Entienda los elementos del Icono Shalom 40 años: “Jesucristo, el esposo que viene”

«Los iconos deben ser utilizados como parte de la riqueza espiritual de la Comunidad y, en todo, se debe favorecer su conocimiento, veneración y difusión». (ECCSh art. 46)

comshalom

La Comunidad Shalom lleva dentro de su espiritualidad una particular veneración por los iconos. Este pasaje de nuestros estatutos revela el lugar privilegiado de los iconos en la Vocación Shalom, pues a través de ellos somos motivados a la oración, a la contemplación y a sumergirnos en los misterios de Cristo y en la verdad del Evangelio. Quien contempla un icono deja brotar de su interior el deseo de ver el rostro de Dios y de ser transfigurado por Él.

Es tradición de la Comunidad, en cada Jubileo, escribir un icono que corresponda al misterio de este tiempo de celebración. Este año, el sector dedicado a toda la vivencia litúrgica-sacramental de la Comunidad elaboró el icono de los 40 años de la Comunidad Shalom. Eduardo Silva, miembro consagrado de la Comunidad de Vida e iconógrafo, fue uno de los encargados de la escritura y la explicación de la obra.

Inspiración y retos

La inspiración para el icono vino de lo que el Consejo General escuchó de Dios en el Retiro de Escucha de 2021, «Dios fue más allá de nuestras expectativas, porque incluso desde la Escucha percibimos nuevos signos y características del icono», añade Eduardo.

Según el consagrado, escribir el icono de la «Escucha», fue más fácil de lo imaginado. «No necesité crear muchas cosas, sólo tuve que plasmar lo que había escuchado de Moysés [fundador de la Comunidad Shalom] para toda la Comunidad así que ya tenia medio camino andado, ahora sólo tenía que hacerlo visible a todos» dice.

Hubo problemas desde el inicio de su creación, sobre todo en lo que se refiere a los plazos de tiempo. Para el misionero, la forma de materializar el icono fue diferente aún estando acostumbrado a los plazos cortos. Había una dificultad para entender la forma de expresar tantos elementos: un pueblo caminando, la Virgen detrás del Esposo Eucarístico, la multitud, los santos. 

«Este ícono se inició en medio de la Fiesta del Halleluya, en medio de la muerte de algunos de mis seres queridos en mi familia y de algunos desafíos internos. Fue un reto el hecho de idear, entender y expresar cómo era el rostro de este Cristo, de los santos, de la Virgen María la Toda Pequeña, hecho por nuestra hermana Guadalupe (consagrada e especialista en iconografía de la Comunidad Shalom)».

Explicación de los elementos

Según el iconógrafo, el fundador de la Comunidad le pidió que se abriera a algo nuevo, y así llegó a comprender que Jesús quería ser expresado de una forma nueva, no con la imagen ya conocida por la Comunidad en el icono de Jesús Eucarístico de la Capilla de la Diaconía. «Es el mismo Esposo Eucarístico, pero mostrado de forma diferente para este tiempo en la Comunidad y en la Iglesia», explica. 

El icono es uno solo, pero para entenderlo mejor lo explicaremos en tres partes: la superior, donde vemos a los santos, la central, que en primer plano es el Esposo Eucarístico y la inferior donde hay una procesión con María, la toda pequeña, a la derecha. 

En el centro del icono está Cristo envuelto en una forma circular que representa el sol , esta imagen es citada en la Revista Escucha en la Eucaristía es el sol y también representa la carne de Cristo. Asimismo, la forma circular simboliza la unidad, el centro une el cielo y la tierra.

En la parte superior están los Santos de varios continentes y de varios tiempos. Cada uno con su autenticidad y misión específica que nos inspiran como Comunidad y como Iglesia. Detrás de ellos se pueden ver muchas otras aureolas, podríamos decir que son nuestros santos amigos de devoción particular que interceden por nosotros. Los santos que fueron plasmados son fruto de una oración de nuestro fundador, Moysés Azevedo. Cada uno tiene características de esponsalidad muy significativas para la Comunidad en este momento.

Por encima de los santos, alrededor de ellos, está el Árbol de la Vida -la cruz con el árbol, muy expresivo para la Comunidad Shalom- reforzando la dimensión de la eternidad. Eduardo explica: «Hay uno de los fundamentos del Carisma que cita una vida desde la Cruz y la Resurrección de Cristo y expresa así el sacrificio de la carne ofrecida de Cristo en la Eucaristía, el sacrificio perfecto de Él en la Cruz que expresa también nuestro fin último, la eternidad, la gloria de Dios y la unión con el Padre.

En la parte inferior del icono está la multitud en el que se representaron varios tipos de personas: religiosos, célibes, parejas casadas, sacerdotes, personas heridas, profesionales de la salud. Eduardo también nos cuenta que el icono nació en el contexto de la pandemia, por lo que hay un misterio muy llamativo de dolor y resurrección. «La gloria de Dios es grandiosa porque Cristo es este Resucitado que ha pasado por la Cruz», añade. Las personas representan a varios continentes, la procesión parte de los cuatro puntos cardinales, por lo que tiene características de todos los pueblos.

Expresión de la eternidad

Las tres partes que forman un solo elemento llaman la atención sobre un dato, como explica Eduardo: «la parte superior es más grande que la inferior, como si la dimensión de la eternidad para nosotros en la Comunidad en este momento fuera algo tan fuerte y tan profundo que ocupa más espacio que la dimensión terrenal. 

En la parte superior, donde están los santos, los ángeles y el Árbol de la Vida, podemos ver que el cielo ocupa un gran espacio, este entra en lo que vivimos hoy como Comunidad.  Lo sentimos real en la Pascua de nuestros hermanos y a través de lo que el Señor nos ha hablado en la Revista Escucha. Se hace presente cuando nos esforzamos y damos todo para alcanzar la profunda conversión a la que Dios nos ha llamado en la humildad y la pequeñez de la Virgen, en la adoración y el amor a la Eucaristía.

La experiencia de Eduardo al escribir este icono es la siguiente: «Está siendo una experiencia de eternidad en mi vida, en mi familia, en la Comunidad. Estoy experimentando mucho de este cielo, de la presencia de Cristo entre nosotros, que viene realmente a nuestro encuentro y nos conduce hacia el Padre», y también dijo: «He tenido también una experiencia especial con la Virgen, que a pesar de estar en un segundo plano, consigue llevar el icono de una manera que es toda suya, sencilla, discreta, sin pretensiones pero con fuerza», concluyó.

 

 
 
 
Ver essa foto no Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Uma publicação compartilhada por E. Silva (@eduardosilvash)

Serviço

Convenção Shalom 40 anos 
Data: de 23 a 28 de setembro
Local: Roma
Tema: Shalom: Amigos de Deus, Amigos dos jovens e Amigos dos pobres
Mais informações: http://comshalom.org/40anos


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.