Noticias

Moysés: Celebrar un Congreso Eucarístico es renovar la fe y revisitar la experiencia fundante del Carisma Shalom

En 1980, un joven ofreció su vida en favor de la evangelización delante del Papa en el ofertorio de una celebración eucarística. Y ahora comenta que en un evento similar a miles de personas, sobre la experiencia que dio inicio al Carisma.

comshalom

Moysés Azevedo, fundador de  la Comunidad Católica Shalom, dio su testimonio en el 52º Congreso Eucarístico Internacional (NEK2020) en la mañana del miércoles 8 de septiembre.

“Dicsértessék a Jézus Krisztus” comienza así Moysés, apostando por el húngaro y saludando a los presentes en el NEK2020. “Alabado sea nuestro Señor Jesucristo”, al decir esto, es aplaudido nuevamente y con una sonrisa de esperanza, muestra la alegría de estar en ese escenario para compartir sobre la Fundación de la Comunidad Católica Shalom.

En su testimonio, Moysés se mostró muy feliz de estar presente y poder celebrar el NEK2020 con la Iglesia. “Celebrar un Congreso Eucarístico es siempre una oportunidad para renovar nuestra Fe y, para mí en particular, para revisitar la experiencia fundadora de la Comunidad Shalom”, dice Moysés.

Y realmente, este hito de su presencia en el evento, arde con el deseo de renovar la consagración de vida a la vocación Shalom, en todos los miembros que estuvieron en este sublime momento, en persona o virtual.

Alegria del testimonio

Moysés compartió su testimonio dividiéndolo en cuatro principios: el inicio en la Eucaristía; una cafetería para evangelizar; la experiencia en esta época de pandemia; e ir al encuentro de los “Tomás de este tiempo”.

“Ofrezco mi vida, mi juventud para evangelizar con osadía, creatividad y parresía. A los pies del sucesor de Pedro, ante el altar eucarístico, nació la comunidad católica Shalom”.

En esta acción, realizada el 9 de julio de 1980 , ese joven audaz, inició un nuevo proyecto de evangelización para la ciudad de Fortaleza, exactamente dos años después inauguró la “Cafetería Shalom”.

Alimento para el cuerpo y el alma

Una cafetería para evangelizar, donde cada plato recibe un nombre religioso, fue una idea creativa para entrar en el corazón de quienes tenían hambre de pan, pero también de las cosas de Dios.

La merienda llegó con alegría a la mesa y el joven mozo evangelizó a otro joven, presentándole el amor de Dios con sabor a queso, hamburguesa y pan. “La ofrenda de nuestra vida atrajo misteriosamente la fuerza del Espíritu, un fuego espiritual que, ardiendo en la leña de nuestra fragilidad, nos impulsó al servicio y a la misión. Como dice San Efrén al hablar de la Eucaristía: ¡Quien come de este pan, come fuego! ”.

Con el paso del tiempo, los jóvenes evangelizaron no solo a los jóvenes, sino también a las familias, y así la Comunidad fue tomando forma, rostros e identidad. Comenzaba a ser visible la vida comunitaria con oración, trabajo y ganas de continuar esta evangelización.

“Puedo decir que la síntesis de toda esta Obra de Dios, que se reveló como Carisma y que llegó a nuestra vida y obra a través de ella, es la palabra pronunciada por los labios de Jesús Resucitado: Shalom. Así, el Señor nos da el don de sí mismo y la fuerza de su resurrección, respirando su Espíritu de vida (cf. Jn 20, 19ss)”.

La pandemia no detuvo el trabajo

Moysés Azevedo también habló sobre los nuevos desafíos en esta época de pandemia. Varios miembros de la comunidad enfermaron, pero notaron que otros sufrían mucho más, como los hermanos que vivían en la calle.

“¿Qué pasaría con los abandonados? Sin embargo, también son miembros de nuestra familia, ya que sabemos como discípulos de Jesucristo que cada miembro de la familia humana nos pertenece, somos hijos del mismo Padre ”, informa el fundador. 

Al ayudar, los miembros de la Comunidad Shalom percibieron que no solo los más pobres necesitan de ayuda, sino que existe una relación recíproca para que los más pobres y los más gravemente heridos de la sociedad se conviertan en verdaderos tesoros para los miembros de la comunidad cristiana.

De esta manera, inspirada por el Espíritu Santo, la Comunidad inició los nuevos proyectos para atender a los más necesitados y seguir evangelizando con audacia y parresía.

– Conoce el proyecto Amigo de los Pobres-

El toque que despierta la vida

Moysés cita a santo Tomás, uno de los apóstoles que, según los evangelios, sólo creía realmente en la resurrección cuando tocaba las heridas de Jesús. “De la incredulidad se convirtió en confesor de la fe perfecta: ‘Señor mío y Dios mío”, relata. A veces somos Tomás de este tiempo, pero nos alimenta Cristo que se presenta como la Eucaristía, alimentando y satisfaciendo las necesidades del alma.  

Ser Shalom es llevar la paz de un Jesús Resucitado que pasó por la cruz, y así anunciar la alegría salvífica. Al pronunciar “Shalom”, muestra su “lado abierto”. Este “lado abierto” se convierte en la dirección de la verdadera Paz que busca el corazón humano, la única y verdadera fuente de vida y plenitud de Felicidad.

“Alimentados por la Eucaristía, nos convertimos en miembros de su cuerpo resucitado en este mundo, para que los “Tomás ”de nuestro tiempo, los que están lejos de Cristo y de la Iglesia, escuchando nuestra voz, sean alcanzados por nuestra mirada y nuestro tacto en la Eucaristía, cita Moysés. 

Al tocar este lado abierto del Señor, se tiene una fuerte experiencia con el Resucitado que pasó por la Cruz, que motiva a llevar a otros en esta misma experiencia. De esta forma, hace que el objetivo de la Comunidad Católica Shalom, sea mostrar el rostro joven, viva y activa de la Iglesia.

Los jóvenes son “el ahora” de Dios

Moysés Azevedo recordó que ayer (8) se celebró el nacimiento de la Virgen María. Por eso, pidió a los jóvenes presentes que se acerquen a la imagen de Nuestra Señora al lado de la Cruz, cerca del escenario y allí renovaran el llamado de ser testigos del amor de Jesucristo en el mundo de hoy.

Jóvenes ante la Cruz y el icono de Nuestra Señora (Imagen / Reproducción)

Dóra Jankovszki, 23 años, húngara, y actualmente postulante de la Comunidad de Vida Shalom en Budapest. Fue enviada para Teresina (PI), pero está esperando el visto para partir en misión. Los jóvenes estaban presentes en ese momento y puede oír el testimonio de Moysés en el NEK2020. Y cuenta cómo fue la experiencia:

“Fue muy especial, sentí la misma experiencia que tuvo Moysés en 1982. Me sentí muy agradecida con Dios por haber vivido este momento, escuchando al fundador aquí dando su testimonio para nosotros, para Europa, para el pueblo húngaro”, dijo la joven.

Dóra Jankovszki, Postulante de la Comunidad de Vida en Budapest

“Fue una experiencia maravillosa cuando él nos pidió que fuéramos al frente y ofreciéramos nuestra vida”, dice Dóra, que afirma que no puede imaginar una vida más feliz que una vida misionera. “Dar mi vida para Dios por los jóvenes y la humanidad. Siendo una respuesta al mundo, esto es para mí como un regalo de Dios por haber sido elegido por Dios”.

Finalmente, los jóvenes que estaban cerca de la cruz con las reliquias de los santos húngaros dijeron e hicieron una oración de renovación y recibieron la bendición del Cardeal húngaro Péter Erdő.

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *