Shalom

Carlo y una comunidad eucarística

El segundo consejo de Carlo para ser santos se refería a lo que él llamaba de su autopista para el cielo, que es la Eucaristía: “Intenta ir a la Santa Misa todos los días y toma la Sagrada Comunión”.

comshalom

La Eucaristía, de hecho, es el centro de la Iglesia y necesita ser la cumbre y la fuente de la vida de todo cristiano, ya que es el mismo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Jesús, que se nos ofrece como alimento para la vida eterna. Por eso, debemos amar la Eucaristía y estar siempre preparados para recibirla en comunión con los demás fieles, al fin y al cabo, Cristo quiere habitar en nuestro corazón, por eso esta casa, incluso en su simplicidad y pobreza, debe estar bien acondicionada para recibir una un huésped tan importante.

Este amor por la Eucaristía y el deseo de transmitirlo al mayor número posible de personas fue la inspiración para que Carlo diseñara una rica exposición digital sobre los milagros eucarísticos que logró catalogar en casi cinco años de investigación, que puede ser visitada a través de la dirección: http://www.miracolieucaristici.org/es/Liste/list.html

Primera Eucaristía

Carlo recibió la primera Eucaristía cuando tenía siete años, después de insistir mucho con sus padres, ya que aún no había alcanzado la edad ordinaria para tomar este Sacramento, sin embargo, el obispo local, al ver que su deseo era sincero y que ya poseía suficiente madurez para comprender lo qué es la Sagrada Comunión, le dio una autorización especial para que comulgara por primera vez, siempre que lo hiciera en un lugar tranquilo y propicio para la oración.

Desde entonces, el amor por la Eucaristía ha arrastrado a Carlo a una profunda inmersión en la fe, como dijo su madre Antonia Salzano: “Creo que ha recibido gracias especiales. El no dijo mucho al respecto, pero me dijo que cuando estaba delante de la Sagrada Eucaristía, sintió su alma ‘elevada’, de alguna manera. Dijo que la sensación que tenía a menudo, era como estar ante una Fuente que llevó su alma a grandes alturas. Dijo que era como ser transportado. Cristo en la Eucaristía lo capturó*”.

La Eucaristía y Shalom

Del mismo modo, la Eucaristía es el centro de la espiritualidad Shalom. A veces, el fundador de la Comunidad, Moysés Azevedo, afirma que se trata de una Comunidad Eucarística: “Como una Comunidad Eucarística, el amor a la celebración de la Eucaristía y la adoración del Santísimo Sacramento es algo que el Señor siempre nos llama a crecer en nuestra vida personal y vida comunitaria ”(Carta a la Comunidad 2005, §72).

Dios Padre también nos llama a servir su Reino según la ofrenda oblativa de Cristo en la Eucaristía, porque nuestra ofrenda debe ser total e incondicional, como la ofrenda de Jesús en su Cruz, de la cual la Eucaristía es un recuerdo vivo y actual.

Los miembros de la Obra Shalom son animados a la Eucaristía diaria y a la constante adoración al Santísimo Sacramento, no como una obligación, sino como una prueba del amor al Amado de sus almas, en alabanza y acción de gracias por todo lo que el Señor realiza en sus vidas a través de la Sagrada Comunión.

Por eso, en todo, busquemos estar unidos a Jesús Eucarístico, especialmente a través de la Santa Misa, de los momentos de adoración al Santísimo Sacramento e incluso a través del servicio al Reino de los Cielos, que debe encontrar su fuerza, motivación y finalidad en el Eucaristía.

 


Comentarios

Aviso: Los comentarios son de responsabilidad de los autores y no representan la opinión de la Comunidad Shalom. Está prohibido dejar comentarios que violen la la ley, la moral y las buenas costumbres o violan los derechos de los demás. Los editores pueden retirar sin previo aviso los comentarios que no cumplen los criterios establecidos en este aviso o que estén fuera del tema.

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *